Principal

Padres presentes: paternidades responsables

Formación a Familia

El sábado 28 de mayo el programa Social realizó Formación a Familia, la reunión mensual con los padres de familia donde se tocó el tema Padres presentes, paternidades responsables.

La psicóloga Leidy Ramos y la trabajadora social, Paola Rodríguez, expresaron que ha habido un avance significativo sobre el rol de los hombres con respecto a la mujer y hacia los niños y las niñas. Si bien se mantienen los hombres que conservan los roles tradicionales propios de una perspectiva patriarcal, son muchos los que los han transformado y, se han mostrado más cálidos, más presentes y más partícipes en la crianza y en las actividades del hogar, con una perspectiva enriquecida sobre sus responsabilidades como padres.

Ser padres es acompañar en el crecimiento emocional, intelectual, ético y moral de los hijos. Además de ser proveedores del hogar, son los encargados de enseñar, corregir, ayudar en el desarrollo de su personalidad y construcción de su proyecto de vida.

Los padres presentes y muy próximos asumen actividades de cuidado de los hijos y las hijas, alimentación, salud, vínculo con el colegio. Dependiendo de la forma como cada padre llega al ejercicio de este tipo de paternidad, puede hablarse de tres variantes:

  • El padre que dentro de la familia nuclear asume estas labores por decisión propia.
  • El padre se ve obligado por circunstancias de dificultad laboral o económica, mientras la madre es quien asume de manera principal la labor de provisión económica.
  • El padre que por separación de la pareja o por viudez asume la crianza de los niños, las niñas ni los adolescentes.

¿Cuáles son algunas de las características de los padres presentes?

Toman tiempo para compartir y relacionarse con sus hijos: comen en familia, hacen la tarea con sus hijos, les ayudan en sus asignaciones familiares y les llevan a actividades artísticas y deportivas. Desean invertir más tiempo de calidad en la vida de la familia, por eso tienen tradiciones con sus hijos.

Protegen y supervisan a sus hijos: revisan lo que ven en sus computadoras, instalan filtros y supervisan con quién chatean cuando son pre-adolescentes y adolescentes. También están atentos a los programas de televisión que ven y a bloquear los canales dañinos . Están atentos a las visitas al doctor, al dentista, al oculista y se preocupan porque sus retoños se alimenten saludablemente. Además, están conscientes cuando sus hijos experimentan acoso, agresión o discriminación en el centro educativo, y se preocupan cuando estos son amonestados, están teniendo un bajo rendimiento académico o una conducta inapropiada.

Se involucran en la vida social de sus hijos: preguntan a dónde van, con quién van, a qué horas regresan, quién estará en la casa de sus amigos y qué tipo de actividades harán. Ellos saben quiénes son los amigos de sus hijos y se interesan por acercarse más a ellos.

Proveen límites, disciplina y autoridad. Un padre bueno no necesariamente otorgan todo lo que sus hijos desean, porque saben que esto puede ser perjudicial. Al contrario, saben manejar las responsabilidades de todos en el hogar y proveen los límites. Ellos saben que la falta de autoridad y la permisividad traen como consecuencias crisis de identidad y conductas de riesgos en los niños y jóvenes.

Dan seguridad a la hora de enfrentar las críticas y las burlas. Los padres son los compensadores necesarios para que su descendencia crezca con la seguridad necesaria a la hora de enfrentar las críticas, la burla, el menosprecio, el rechazo o la presión social que muchas veces se enfrenta en los centros educativos, o bien, en la convivencia con los amigos.

Se preocupan por dar un consejo sabio. Es en casa donde los niños llegan a llorar la situación experimentada y tienen la confianza de expresar lo que viven, pero sobre todo, reciben el consejo sabio que les permite saber qué hacer la próxima vez. Es esta seguridad la que brinda la presencia de un padre, y es esta convivencia la que les permite desarrollar la seguridad necesaria para enfrentar a la sociedad con asertividad y confianza.

Con información de https://www.enfoquealafamilia.com/

 

Show More

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button